Saltar al contenido
Tipos de indicadores

Indicadores de eficiencia

septiembre 5, 2021

¿Qué son los indicadores de eficiencia?

Los indicadores de eficiencia son una muy buena herramienta para hacer seguimiento de forma objetiva, clara y precisa al desarrollo de un proyecto o una empresa. Son especialmente útiles para comparar el rendimiento “verdadero” (los resultados y costos reales) con el rendimiento “ideal” (los resultados y costos previstos).

Además de servir como medio de comparación entre la realidad y lo ideal, los indicadores permiten hacer predicciones respecto a un medio de producción o servicio en base a los datos recolectados. Aún más, son un medio de consulta en la toma de decisiones respecto a la asignación de recursos o implementación de mejoras o reemplazos. Algunos ejemplos de indicadores empresariales que son los siguientes:

  • Satisfacción del cliente: este indicador cualitativo permite conocer la opinión de los consumidores sobre un determinado producto o servicio, y permite implementar mejoras o buscar alternativas.
  • Comentarios y sugerencias: este indicador de gestión de calidad es especialmente útil para la venta de productos, ya que los clientes indecisos a menudo recurren a sitios web de opiniones para decidirse antes de hacer una compra.
  • Tiempo de producción: medir de forma cuantitativa y objetiva el tiempo que le toma a una empresa llevar un producto terminado al mercado constituye un medio accesible y concreto del desarrollo de la misma. Con esta información es posible elaborar mejores predicciones de costos y producción.

Tipos de indicadores de eficiencia

La eficiencia en una empresa es una manera de medir la producción con respecto al consumo de recursos. Un proceso que le permita a una empresa obtener los mismos resultados pero con menos recursos empleados es más eficiente, y por lo tanto mejor. Para perseguir el incremento de la eficiencia podemos emplear los siguientes tipos de indicadores:

  • Indicadores cuantitativos: miden de forma numérica y precisa el valor de diversos parámetros involucrados en la producción o desarrollo de la empresa. Cuantificar el valor de estos parámetros permite buscar mejoras o hacer estimaciones de costos de manera mucho más realista y exacta.
  • Indicadores cualitativos: miden de forma relativamente subjetiva la apreciación de un producto o servicio como un todo. Son una medición útil cuando no se puede reunir información detallada y son empleados frecuentemente para interactuar con los clientes.
  • Indicadores de resultados: miden los resultados obtenidos con respecto a otros procesos en condiciones similares. Por ejemplo, una empresa de ventas podría comparar la cantidad tratos cerrados por sus distintos trabajadores para determinar cuál es el más eficaz al final de una semana.
  • Indicadores de desempeño: toman en consideración los métodos utilizados y la productividad final. Por ejemplo, la misma empresa de ventas podría medir cuánto tiempo le toma a cada vendedor en promedio cerrar un trato.

¿Cómo calcular indicadores de eficiencia?

La manera más directa de calcular la eficiencia de un proceso dentro de una empresa es calcular la relación entre los resultados obtenidos, los costos reales y el tiempo empleado con respecto a los resultados esperados, los costos previstos y el tiempo estimado para llevarlo a cabo. Esto se puede calcular con la siguiente fórmula:

Eficiencia = [(Resultados obtenidos/costo real) *(Tiempo invertido)]/ [(Resultados esperados/costos previstos) *(Tiempo estimado)]

Un resultado más cercano a 0 en la división anterior significa que el proceso en cuestión no está siendo eficiente (consume demasiados recursos y no arroja suficientes resultados), mientras que un valor más cercano a 1 significa que el proceso en cuestión está más cerca del modelo ideal y esperado. Un valor mayor a 1 significa que el proceso está produciendo más resultados de los esperados en menor tiempo, lo que es incluso mejor.

¿Cuáles son los indicadores de eficiencia más importantes de una empresa?

A una empresa le interesa medir su eficiencia para poder ser más competitiva, tener mejores proyecciones o tomar mejores decisiones sobre sus procesos, costos y servicios. Los cinco indicadores que consideramos más importantes y que cada empresa debería medir siempre son:

  • La productividad de cada trabajador: el tiempo promedio para entregar resultados por cada miembro de la empresa de acuerdo a su cargo y su horario.
  • La rentabilidad final: la relación entre los costos y las ganancias de un proceso.
  • La competitividad: la relación entre eficiencia y calidad de los productos para posicionarse en el mercado frente a la competencia.
  • La cobertura: la relación entre la oferta de la empresa y la demanda que existe de la misma.
  • Tiempos de producción: el tiempo total que le toma a la empresa transformar la materia prima en el producto final o en ofrecer y terminar un servicio.

Tabla de los indicadores de eficiencia

Ya hemos visto que los indicadores de eficiencia son una herramienta poderosa para la evolución y el mejoramiento de una empresa. Podemos resumir lo que vimos en el artículo en la siguiente tabla, además de algunos indicadores adicionales, que pueden adaptarse a las necesidades de cada empresa:

Indicador Tipo
Productividad del trabajador Indicador de desempeño
Rentabilidad Indicador de resultados
Competitividad Indicador cualitativo
Cobertura Indicador cuantitativo
Tiempos de producción Indicador cuantitativo

 

Autor