Saltar al contenido
Tipos de indicadores

Indicadores cuantitativos

septiembre 5, 2021

Los indicadores  cuantitativos son criterios que se pueden utilizar para calificar todo tipo de proyectos, empresas, productos, ofrecimiento de servicios y mucho más.  Uno de los indicadores más importantes es el cuantitativo, ya que permiten ver qué tanta producción hay en un negocio y así medir su rentabilidad. A continuación te explicaremos un poco más sobre este indicador.

Que son los indicadores cuantitativos

Los indicadores cuantitativos como su nombre lo indica, son indicadores que se enfocan en la cantidad en vez de en la calidad. Estos tipos de indicadores se pueden adaptar a múltiples áreas de negocios, brindándole una calificación adecuada a distintos departamentos de una empresa, fábrica, entre otros.

Con los indicadores cuantitativos, es posible medir el nivel de producción de una empresa, la rapidez con la que ofrecen servicios, entre otros. Todos estos criterios hablan sobre el nivel de productividad en relación a la eficiencia de los empleados así como de las maquinarias utilizadas.

Al lograr calificar empleados, maquinarias, procesos utilizados y demás, estos indicadores permiten verificar si todo está en orden en la empresa. Un indicador que otorga resultados insatisfactorios, se puede utilizar para realizar cambios en una empresa, buscando encontrar mejores procesos, un personal más eficiente o inclusive mejores maquinarias que ayuden a mejorar la producción.

Ejemplos

Una forma rápida y sencilla de entender los indicadores cuantitativos, es a través de ejemplos. A continuación te traemos algunos ejemplos clásicos de este tipo de indicadores, para que puedes entender en qué consiste e inclusive adaptarlos a otras áreas donde necesites utilizarlos.

Cantidad de clientes atendidos

La cantidad de clientes atendidos es uno de los indicadores más importantes para cualquier empresa, negocio, local comercial, entre otros. Es cierto que este indicador debe ir ligado a un indicador cuantitativo de calidad, sin embargo, la cantidad de clientes que se logran atender ayuda a conocer la eficiencia de la empresa en relación al producto o servicio ofrecido.

Este indicador se puede utilizar para verificar si una empresa está siguiendo los protocolos adecuados a la hora de atender clientes. Una gran ventaja de este indicador, es que se puede utilizar con pequeños micro-indicadores o indicadores divididos, lo que significa que además de ver la cantidad de clientes, se puede verificar el tiempo en cada etapa de la atención.

Una empresa que tiene un nivel de atención rápida al recibir los clientes, pero se tarda en atenderlos, puede necesitar más personal. En otro caso, una empresa que atiende rápido a los clientes, sin embargo, se tarda en cobrarles y por ello genera largas colas, puede necesitar otros cajeros o un servicio de pago más eficiente, indicando dónde hay que realizar un cambio.

Un ejemplo bastante sencillo de entender, es una peluquería. Los clientes en una peluquería o salón de belleza son atendidos en recepción, luego son asignados a un peluquero, finalmente pagan el servicio y departen. Un indicador de cantidad de clientes atendidos, permite ver qué tan eficiente es la peluquería e inclusive así clasificar la rapidez de cada uno de los estilistas trabajando en el lugar.

Cantidad de productos fabricados

Una fábrica así como cualquier tipo de negocio que requiera la fabricación o elaboración de un producto, puede utilizar este tipo de indicador. Al cuantificar cuántos productos se han fabricado en una cierta cantidad de tiempo, se puede observar la velocidad de producción de la empresa. Este proceso a su vez se puede subdividir y calificar la rapidez en la que cada proceso de la empresa fabrica el producto.

Este indicador de cantidad es una excelente forma de conocer y optimizar el nivel de producción de una empresa. Este indicador es útil para empresas grandes, fábricas e inclusive para locales comerciales que elaboren platos de comida.

Una fábrica de pantalones produce, por ejemplo, 100 pantalones en 8 horas, lo que otorga una velocidad de producción de 12.5 pantalones por hora y 6.25 pantalones cada 30 minutos. Esto también significa que si se duplica el tiempo de trabajo con más personal, se puede incrementar la cantidad a 200 pantalones, pudiendo así tomar decisiones en relación al nivel de producción cuantificado.

Tiempo de realización de un proceso

El tiempo de realización de un proceso o realización de un servicio es un excelente indicador de cantidad. Este indicador permite ver la velocidad a la cual un equipo de trabajo o un empleado, realiza un proceso en particular, pudiendo verificar su velocidad en ello.

Al analizar este indicador, se puede observar qué tan rápido un empleado o varias realizan una tarea. En comparación, esto permite saber si un empleado se destaca por encima del resto o inclusive uno está haciendo que el equipo se retrase y es necesario cambiar al empleado para aumentar la producción.

En este caso podemos considera la velocidad en la que una persona de un equipo de limpieza, limpia un muro de, por ejemplo, 10 metros de largo. Si tres personas se tardan 20 minutos, 30 minutos y 35 minutos correspondientemente, se puede considerar que el promedio de tiempo a tardar es de 28 minutos.

El resultado obtenido calificando este proceso, nos indica que la primera persona muy poco, la segunda tarda un poco más de lo esperado y la tercera es muy lenta en el proceso. Si se tuviera que tomar una decisión, se podría dejar ir a la tercera persona, para contratar a alguien que se tarde por ejemplo 28 minutos o menos en realizar este mismo proceso de limpieza.

Indicadores cualitativos y cuantitativos en proyectos sociales

Los proyectos sociales son obras que usualmente se realizan por el bien de una comunidad. Este tipo de proyectos se intentan realizar para recrear a las personas de la comunidad, otorgarles mayores bienes o servicios en el lugar, entre otros.

Al realizar cualquier proyecto social, es importante considerar los indicadores cualitativos así como los cuantitativos de proyectos sociales. Los indicadores cualitativos se diferencian de los cuantitativos, en que se enfocan en la calidad del proceso realizado y otros factores de calidad, en vez de considerar los indicadores de cantidad.

Para poder calificar un proyecto social, es importante conocer distintos indicadores cualitativos y cuantitativos que se puedan adaptar a este tipo de proyectos. A continuación te traemos una lista de los indicadores más comunes que se pueden adaptar a todo tipo de proyectos sociales.

Indicadores cuantitativos en proyectos sociales

En los proyectos sociales, existen pocos indicadores cuantitativos que se pueden utilizar de forma general. Hay varios que se pueden considerar para proyectos muy específicos, pero no se adaptan a varios ámbitos. Los tres indicadores a continuación se pueden adaptar a una gran variedad de proyectos a realizar en distintos tipos de comunidades.

Rapidez de construcción o elaboración de obras sociales

En el caso de realizar una obra social de construcción o elaboración de bienes inmóviles, la velocidad a la que se construye o elabora el inmóvil es un excelente indicador cuantitativo. Este indicador permite analizar la velocidad a la que el equipo de trabajo o voluntariado, puede realizar una tarea en particular para realizar la obra.

Si existe una fecha tope para la realización de la obra, es posible que los organizadores utilicen estos indicadores para cambiar el equipo de trabajo y rotarlo entre las tareas que están realizando. Un clásico error en estos proyectos, es colocar voluntarios que son buenos en una actividad, a hacer algo a lo que no están acostumbrados, por lo que un sencillo cambio puede aumentar la producción en el proyecto.

Velocidad de atención de cada ciudadano que asistió al proyecto

Cuando un proyecto social se trata de atender ciudadanos, la velocidad a la que se atienden puede ser vital para abarcar una mayor cantidad de personas en el menor tiempo posible. Depende del enfoque del proyecto esto puede ser muy importante en relación a la cantidad de personas que estén buscando atenderse en el proyecto.

Este indicador se puede ver exactamente igual que como los indicadores de atención de clientes. Un claro ejemplo son los indicadores a los que una persona le otorga bienes gratuitos a un ciudadano o un médico voluntario realiza un chequeo médico. Si se logra de alguna manera aumentar esta velocidad sin reducir la calidad, se puede mejorar la cantidad de ciudadanos atendidos y generar un mayor impacto en la obra.

Número de participaciones ciudadanas

Un importante indicador cuantitativo es el número de participación ciudadana. Aunque este indicador puede coincidir ligeramente con algunos indicadores cualitativos, también es importante en los eventos que requieren participación ciudadana masiva.

La cantidad de personas que participen en un evento pueden indicar cuántos de la sociedad se lograron atender en un evento, en un lugar específico, entre otros. Este tipo de indicadores permiten analizar el resultado al final del evento, para así planificar futuros eventos considerando este resultado.

Cantidad de actividades realizadas

Muchas veces se buscan realizar proyectos sociales para incentivar a la ciudadanía y mejorar su calidad de vida, por lo que la cantidad de actividades realizadas son importantes a considerar. Esto permite saber si el protocolo realizado fue el adecuado, si los voluntarios trabajando de forma eficiente, entre otros.

Una vez se hayan considerado la cantidad de actividades, se pueden considerar recomendaciones para próximos eventos en relación a lo realizado. Las recomendaciones son una excelente forma de tomar todos los indicadores y colocarlos en un mismo análisis, para otorgar resultados para el registro público.

Indicadores cualitativos en proyectos sociales

Diferente a los indicadores cuantitativos, los indicadores cualitativos no consideran la cantidad de productos o velocidad de los procesos, sino la calidad del mismo. A continuación te explicamos cuáles son los indicadores más comunes utilizados en proyectos de esta categoría.

Integración de la sociedad

Un clásico indicador cualitativo es la integración ciudadano con el proyecto social. Este indicador permite conocer la calidad de la actividad, el nivel de interés por parte de las personas y otro tipo de factores que pueden ayudar a conocer la viabilidad de futuros proyectos. Esta es una excelente indicador en proyectos recreativos, obras benéficas sociales y similares.

Al obtener los resultados de este proyecto, se puede utilizar el indicador para analizar qué tan viable es una futura actividad e inclusive considerar si cambiar o no el enfoque. Luego de considerar todos estos resultados, se pueden dar entrega de resultados a un ente supervisor y realizar cualquier recomendación pertinente en relación al proyecto realizado y a futuros proyectos.

Apoyo y voluntariado a la organización del proyecto

El apoyo y el voluntariado son indicadores que permiten similar al indicador de integración social, considerar el interés de las personas por el proyecto. Un proyecto con mayor voluntariado, se puede observar como un proyecto que mueva más el interés de las personas por ayudar, por lo que se puede aprovechar este interés para impactar con mayor positividad a la sociedad.

Si el proyecto tiene poca participación o apoyo, se puede considerar una mejor publicidad o más difusión del evento. Una baja participación puede ser tanto un indicador de que el proyecto no es de interés para la sociedad, como algo tan sencillo como que no se logró hacer conocido. Es importante analizar esto, para verificar cuál de las dos variables falló y tomar decisiones para un futuro proyecto.

Satisfacción de la sociedad sobre el proyecto

Finalmente, uno de los principales indicadores cualitativos es el nivel de satisfacción ciudadano con el proyecto social. Para analizar este indicador, se pueden utilizar encuestas así como otros indicadores que permitan definir qué tan felices están las personas con la realización del proyecto.

Para los proyectos sociales, este es uno de los indicadores más importantes, ya que la satisfacción de la sociedad es equivalente a la satisfacción de un cliente para una compañía. La finalidad de todas las obras y proyectos sociales, en la mayoría de los casos, es satisfacer a las personas viviendo en la localidad, haciendo así que disfruten el tiempo que pasan en el evento.

Autor