Saltar al contenido
Tipos de indicadores

Indicadores de Impacto

marzo 28, 2022

Los indicadores de impacto se utilizan para evaluar los cambios esperados y deseados que pueden producirse como resultado del proyecto, pero no están relacionados con su propósito u objetivos

El impacto social de un proyecto de desarrollo puede ser positivo o negativo. Dependerá de qué grupos sociales se vean afectados, si el proyecto afecta a su bienestar y en qué medida. Los impactos sociales pueden expresarse como cambios en los valores, actitudes, comportamientos y estilos de vida de las personas.

Impacto

El impacto de un programa se mide por los cambios en los conocimientos, las habilidades, las actitudes, los valores, los comportamientos, las condiciones o el estatus de las personas o comunidades con las que trabaja el programa.

Indicador

Controle el impacto de la experiencia ideal del cliente midiendo cuántos clientes cumplen sus objetivos en relación con su producto. Mida cuántos clientes son capaces de utilizar su producto y están satisfechos con él. Esto puede hacerse mediante encuestas o entrevistas con los clientes, y luego comparar estos resultados con los datos sobre cuántas personas intentaron comprar o utilizar su producto antes de esta versión actualizada de la experiencia.

Indicadores de Impacto

Las partidas definidas de investigación que rastrea el triunfo o frustración de un proyecto  en un impacto:

  • Reconoce la particularidad o transformación, el cual muestra que se ha conseguido un impacto.
  • Es visible y medible.
  • De manera frecuente se expone como una cuantía o porcentaje de partícipes que alcanzan el impacto.

Por ejemplo, si está dirigiendo un programa de alfabetización de adultos y el impacto que pretende conseguir es el aumento de la capacidad de lectura, sus indicadores de impacto serán una medida de la capacidad de lectura de los participantes.

Factores habituales que intervienen en los Impactos

La determinación de los impactos se ve afectada por una serie de factores, tanto por parte de los participantes como por otras circunstancias. Los efectos reales sólo pueden determinarse de forma retrospectiva y, a partir de estos resultados, pueden introducirse cambios en la forma de llevar a cabo futuros estudios, siendo algunos de éstos:

  • Edad
  • Género
  • Raza/etnia
  • Ingreso/nivel socioeconómico
  • Tamaño o composición de la familia
  • Salud, incapacidades
  • Dificultades de la situación de los participantes
  • Localización geográfica
  • Cantidad de servicios proporcionados
  • Tiempo de duración del programa
  • Grupos o individuos a quienes se atienden

Dificultades en la medición de indicadores

Como se puede observar, la medición de los impactos presenta algunos obstáculos:

  • Integrantes anónimos: Asistencias por teléfono o Internet.
  • Contribución de corto plazo: cursos de entrenamiento.
  • Impactos a un plazo extendido: modificaciones culturales.
  • Respuestas no honradas de los integrantes por diversas orientaciones.
  • Impactos inmateriales: formación en vínculos humanos o gestión general.
  • Programas de intervención: intermediaciones, enlaces.
  • Operaciones encaminadas a toda la población: actividades culturales.
  • Programas de precaución: salud, rechazo de drogas.

Impactos en el Tiempo

Los impactos de un programa se expresan en distintos períodos de tiempo, a saber:

  • Impactos iniciales. Son los beneficios o cambios iniciales que perciben los participantes. Constantemente son enseñanzas, cualidades o destrezas.
  • Impactos intermedios. Acoplan los impactos iniciales y los finales, que una doctrina pretende lograr en los participantes. Frecuentemente significan modificaciones efímeras o subjetivas en condición o estatus.
  • Impactos a largo plazo. Son los impactos concluyentes que un programa pretende conseguir en sus participantes. A menudo representan cambios decisivos en condición o estatus.

Etapas clave

La medición del impacto es un tema de gran interés para las organizaciones filantrópicas y otros actores del desarrollo que buscan demostrar el impacto de sus esfuerzos.

La medición del impacto consta de tres etapas: el desarrollo de un modelo lógico del programa, la identificación de los impactos deseados y la creación de indicadores medibles para cada impacto.

La capacidad de hacer un seguimiento de estos indicadores a lo largo del tiempo permite saber si las intervenciones están produciendo los resultados previstos o si deben ser revisadas.

  • Desarrollo de un modelo lógico del programa: Un modelo lógico es un marco para organizar el pensamiento y la planificación del programa. Ofrece una imagen detallada de lo que hace el programa y cómo funciona para alcanzar sus objetivos. Para completar un modelo lógico, se identifican seis componentes básicos.
  • Identificación de los Impactos deseados: Si se usan las expresiones “Si… entonces”, en forma ascendente, se distingue que:
  • Si se cuentan con los recursos esenciales y precisos, entonces llevarán a cabo las actividades planeadas.
  • Si se llevan a cabo las actividades planeadas, entonces se obtendrán los mecanismos planeados.
  • Si se obtienen los mecanismos planeados, entonces se alcanzarán los propósitos y se contribuirá a alcanzar el fin.

Un impacto se define mediante una frase «Si… entonces…», que puede ser a corto, medio o largo plazo y que define específicamente qué cambia en la organización debido al proyecto.

Como se puede ver en este ejemplo, el único propósito factible de lograr, de manera directa, es el de corto plazo, ya que para el de mediano plazo, se pueden requerir otros programas como los incentivos; finalmente, para aspirar a uno de largo plazo, será necesario llevar a cabo una serie de programas y gestión de riesgos que no son fáciles de enumerar en su totalidad.

Creación de los Indicadores de Impacto

Los gestores de programas analizan y evalúan los proyectos (y a veces programas enteros) para mejorar el rendimiento, aprender lecciones y demostrar los resultados. El seguimiento y la evaluación se utilizan para comprender el buen o mal funcionamiento de los proyectos, examinar los resultados o el impacto de los mismos y dar cuenta de los logros y las limitaciones de los proyectos.

Los clientes esperan y aprecian los servicios de calidad. Un servicio de calidad es aquel que se ajusta a las expectativas del cliente.

La forma de conseguir los resultados esperados por nuestros clientes es iniciar el proceso de planificación con la investigación de sus requisitos y necesidades, y a partir de ahí, especificar las características de los bienes y servicios (componentes) y diseñar los procesos necesarios para satisfacer sus expectativas.

Con esto, las actividades de control apoyarán para que los atributos de nuestros bienes y servicios coincidan con los requeridos por nuestros clientes.

Limitaciones

Los indicadores de impacto tienen la capacidad de demostrar que los participantes no alcanzaron los provechos planteados, pero no indican dónde la localización del problema o su solución arreglarlo, para ello es implementa el sistema FODA.

El análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) es un marco sencillo pero útil para desarrollar el pensamiento estratégico. En su forma más básica, se trata de la identificación y revisión crítica de sus puntos fuertes y débiles, así como de las oportunidades y amenazas externas que pueden repercutir directa o indirectamente en su capacidad para alcanzar los objetivos.

De esta manera, se obtienen resultados de factores como:

  • Del entorno, las ventajas y desafíos (riesgos) que afronta el programa y que intervienen en la mayor o menor adaptación de dicho programa al contexto.
  • De su propia naturaleza, las fortalezas y quebrantos del programa (y de la organización en que hace vida), tanto en el desarrollo administrativo como en los patrimonios que utiliza para el cumplimiento del programa que, finalmente, explican las causas del éxito o fracaso.

Validación de los Indicadores de Impacto

El impacto de los indicadores en el desarrollo y la evaluación de los proyectos deben ser evaluados, independientemente de su naturaleza, ya sean indicadores de resultados, de dependencia o incluso indicadores clave de rendimiento.

Los indicadores de impacto, al igual que el resto de indicadores, deben ser validados tanto en su aspecto formal (autorización, contenido, periodicidad, etc.) como en su utilidad y atributos básicos (fiabilidad, relevancia, coherencia, coste-beneficio) y otros que se consideren oportunos

Las pruebas piloto son un paso esencial para confirmar que los bienes y servicios entregados en el marco de un indicador producen los impactos deseados, es decir, cambios en sus condiciones. Las pruebas piloto pueden ayudar a las organizaciones a perfilar y mejorar la aplicación de los indicadores y, por tanto, a aumentar su probabilidad de éxito en la aplicación de los mismos.

Para determinar el impacto de un programa o servicio, hay que identificar un grupo de personas (grupo experimental) que recibirá el producto o la intervención, y otro grupo (grupo de control) que no lo recibirá. Esto se suele hacer con una asignación aleatoria.

Los dos grupos se comparan en algún momento futuro para medir el éxito de la intervención. A menudo se toma una línea de base justo antes de la intervención y luego otra vez después de la intervención para medir el progreso.

Uso de Múltiples Mediciones

Los indicadores clave de rendimiento para el marketing pueden incluir: la tasa de conversión, las recomendaciones de productos, la reducción del coste por adquisición o la retención de clientes.

Las métricas deben estar directamente relacionadas con los objetivos de la empresa y estar dirigidas al público específico. Una vez que haya establecido su métrica, puede trazar un plan para seguir y medir el progreso.

Aunque no existe un número correcto de impactos de un programa, en algunos programas los impactos iniciales pueden estar más cerca de los productos porque rara vez representan un cambio importante. En otros programas, los impactos iniciales pueden estar en los niveles más altos porque los productos iniciales, como las formaciones/talleres, forman parte de un proceso mucho más amplio.

Todos los esfuerzos de seguimiento y evaluación se llevan a cabo junto con las partes interesadas del proyecto para garantizar que se recopilan los datos adecuados para medir el rendimiento, se supervisan y evalúan las actividades apropiadas y se identifican las oportunidades de mejora continua.

Autor